23 feb. 2015

Viajes: San Carlos de Bariloche y mi viaje de egresados

Éste es un post largo, lleno de información, textos y fotos que yo misma saqué en mi viaje de egresados. Si te interesa Bariloche, tenés que leer éste post. Si te fuiste de viaje de egresados acá, leelo. Si vas a ir, leelo. Si te gusta viajar, leelo. Si querés saber dónde comprar libros en Bariloche, leelo. Si querés ir a Bariloche como mochilero, leelo. Hay información útil para todos.

Los que conocen el blog saben que no hablo de un único tema y que sobre todo, el primer propósito de El mundo de Aylu es hablar sobre viajes. Bueno, hoy voy a hablar sobre mi viaje de egresados y Bariloche, esa ciudad mágica que me marcó profundamente.
Siempre dije que iba a escribir sobre ésto, pero nunca me sentí lo suficientemente preparada como para enfrentar esta gran realidad que me deprime si admito que ya pasó, terminó y ahora solo es un recuerdo. Hoy, después de cuatro meses y casi cinco, por fin me decidí a contarles todas estas cosas hermosas que me pasaron -y me pasa- con San Carlos de Bariloche.


Los que vivimos en Argentina, sabemos que el 80% de los egresados eligen éste lugar para despedirse de una etapa importante de la vida: la secundaria. No todos los egresados vienen a Bariloche, algunos porque viven ahí y viajan a otro lugar, otros porque eligen otro destino, muchos porque no pueden, o simplemente no quieren. Pero el que viaja a Bariloche, sabe que es la mejor elección.
Si ustedes están en la secundaria o están por terminarla y se les da la oportunidad de ir a ésta ciudad mágica, vayan, no lo duden. Créanme lo que les digo.


San Carlos de Bariloche, o mejor conocido como Bariloche, es una ciudad que está ubicada en la provincia de Río Negro, en la República Argentina. Es la ciudad argentina más poblada de los Andes Patagónicos y es el destino más visitado de la Patagonia, con más de cien mil turistas extranjeros anuales (Chile, Brasil y Europa) y está ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi junto con la cordillera de los Andes. Y a que no sabían: Bariloche es el segundo destino de esquí a nivel mundial.


Les voy a contar un poco del significado de la palabra Bariloche, que me lo explicó una señora guía de turista que venía en el micro con nosotros cuando hicimos la excursión de Punto Panorámico.
Lo que nosotros conocemos como Bariloche, originalmente era Vuriloche, una palabra proveniente del mapuche (de donde viene mi nombre wii) y significa "gente que vive del otro lado de la cordillera". Así llamaban al lugar los mapuches que vivían del otro lado, o sea, en Chile. El nombre de San Carlos, que vino después, se originó por un almacén de un inmigrante chileno llamado Carlos Wiederhold (ascendencia alemana); fue todo una confusión lo que generó el nombre completo, porque cuando se fundó la ciudad, le llegó una carta a Carlos que decía: "A San Carlos (en vez de Don Carlos) de Bariloche de parte...", y así se comenzó, poco a poco, a adaptar el nombre que todos conocemos hoy. Ya no es más Vuriloche. Sí, tremenda pavada.



¿Pero qué es lo que tiene Bariloche que todos los adolescentes se vuelven locos? ¿Serán los boliches, será la joda, será el paisaje? Sí, pueden ser todas esas cosas; pero yo noté más que eso. Bariloche para mí no fue solo excursiones y boliches, para mí fue mucho más. ¿Será eso que ven las personas que se quieren ir a vivir ahí, será eso que vieron los mapuches, los tehuelches, los inmigrantes chilenos, los colonizadores alemanes y demás europeos que decidieron quedarse en la ciudad? ¿Será eso mismo que yo también vi?



Me fui con la empresa Maxdream, y si me preguntan si se las recomiendo, yo les contesto que totalmente. Tiene buenos servicios y hoteles y la pasás barbaro. Bueno, en realidad la pasás bárbaro con cualquier empresa, no importa con quién te vayas, en Bariloche la vas a pasar bien igual. Así que por eso, a la hora de decidir por la empresa, no es por cuál es la mejor o cuál es la peor, yo recomiendo que la elijan por los servicios que te brinda (no todas son iguales), por el precio más accesible para su presupuesto y por todas las cosas buenas y malas que le ves.

Me acuerdo que el viaje de ida fue el más cansador de mi vida, tenía todos los pies hinchados, ganas de una ducha y una cama, ojeras negras y ganas de llegar. Si no me equivoco, fueron 24hs arriba de un micro Vía Bariloche. Tuve la suerte de que el viaje sea entretenido (y bastante), pero muy largo y agotador.
Llegamos a parar al Hotel Concorde, a media cuadra del Centro Cívico (con vista del lago Nahuel Huapi y en pleno centro de la ciudad). Desde ese día que llegamos, fui feliz. Y yo creo que en ningún otro momento de mi vida voy a sentir la misma felicidad que sentí en esos hermosos once días ahí. El sentimiento, es inexplicable.



Primero fuimos a Puerto Rock.


Después fuimos a By Pass.


Por último estuvimos en Genux.


Fue mucho para un día.


Si ustedes se van a Bariloche pero por cuenta propia (no de viaje de egresados, ni con ninguna empresa turística que les provea paquetes y todo eso), sino como viajeros-mochileros, esto que les voy a comentar les puede servir.
Bariloche es caro, así como Buenos Aires, pero se puede vivir con poco. Si quieren comer como reyes, en algún restaurante o casa de comida en pleno centro, los platos están a partir de $100 (sin incluir bebida) y yo creo que un poco más en la temporada alta. Pero si se conforman con algo común o cualquier cosa, el caminar y averiguar por ahí les va a facilitar conseguir de todo y a buenos precios. Es cuestión de no quedarse con lo primero que encuentren.
Con el tema de la estadía, los hoteles son lo primero que deberían descartar si es que quieren manejarse con poca plata. Imagínense si los hostels, que teóricamente son más baratos que los hoteles, tienen una tarifa de $400 o más por día para una habitación común (hay más baratos, pero uno común sale ese precio) -todo esto hablando en precios de temporadas altas, en temporadas medias y bajas el precio se desinfla-.
Si quieren algo mucho más barato, averigüen los campings. Y si no tienen plata y están dispuestos a hospedarse en casa de un barilochense local, les recomiendo el Couchsurfing (con mi hermana Agustina estamos pre-planeando nuestro futuro y primer viaje y va a ser en Bariloche, así que si necesitan más información se pueden contactar conmigo y hablamos bien).
Bariloche es una ciudad muy visitada por mochileros, así que si ellos pueden, ¿por qué ustedes no?


Seguimos hablando y ésta vez vamos a centrarnos en el paisaje, en el hermoso, majestuoso y codiciado paisaje de la Patagonia Argentina. ¿Por qué es tan hermoso? ¿Por qué por qué por qué?
El agua es azul, las montañas son negras con las puntas bañadas en crema americana digo nieve, y todo lo demás es verde y puro. La vista es una de las más placenteras que hay, y la tranquilidad no se compara con nada. Si hay un lugar del que me enamoré profundamente, es de Bariloche.





Si hablamos sobre el centro de la ciudad, tenemos mucho para decir. Primero, los negocios tienen precios carísimos y lo peor es que cada uno se maneja con su precio; por ejemplo, en la esquina hay una taza que sale $100 y a dos locales más hay una más linda a $60. Me pasó que a la hora de comprar recuerdos veía mucha variedad de precios, y cuando fui a la feria artesanal, esa que está en el Centro Cívico (la recomiendo muchísimo, te atienden muy bien y tienen cosas locales y hermosas) conseguí muchas cosas tres veces más baratas que en un negocio del centro. Lo mismo con las bebidas, los alimentos y ropa (por lo general con la ropa, hay muchas promociones muy accesibles gracias a los egresados que vienen de visita jaja). Yo me compré dos remeras a $150.

Y con respecto al acoso turístico, ese que cuando vas de vacaciones a un lugar, vas a pasear y caminás por la calle o te ponés a mirar una vidriera o adentro de un negocio, los empleados vienen a bombardearte con "¿Lo puedo ayudar en algo? ¿Qué necesita? ¿Quiere ver esto? ¿Qué va a llevar? ¿Me quiere comprar? Tengo tal cosa". Bueno, eso mismo, en Bariloche es constante e insoportable. Yo estaba caminando con unas amigas a dos cuadras del Centro Cívico, íbamos hablando de lo más bien sin mirar ninguna vidriera, y uno de los empleados me agarró de atrás y me trató de convencer con que le comprara remeras. Obviamente le dije que ya había comprado, pero no le importó y me llevó a la fuerza para mostrarme sus "promociones", a todo esto, el tipo un desubicado mal, se pensaba que siendo egresada, con una sonrisa que me mostraba me iba a derretir. Pero claro, seguí participando.
Después están esos empleados (contratados intencionalmente) que están para llamar la atención de las chicas que pasan con las billeteras llenas y les compran "porque el chico era lindo". En fin, hay de todo por ahí, te molestan mucho y solamente quieren que les compres. Pero es lo de menos.




Después, si seguís caminando hasta el fondo, te vas a encontrar con un Bariloche distinto, con su tranquilidad a flor de piel, con sus casitas al estilo europeo, con la gente local caminando hacia la parada para tomar el colectivo, con gente que te saluda amablemente, con el único sonido de los pájaros cantando y el lago Nahuel Huapi convirtiéndose en playa (viento y muchas olas). Ya no hay tantos turistas caminando, ya los empleados comerciales no te están acosando para que les compres, ya los negocios no tienen precios por los cielos, ya todo es diferente y más tranquilo. Un día que estaba libre salí sola a caminar y quedé encantada con este lado oculto de Bariloche. Cuando vayan de viaje a un lugar, nunca se queden ahí, caminen, conozcan... descubran. El que va más allá siempre triunfa.






¿Alguien dijo... chocolate?
Para los amantes del chocolate (me incluyo) o para los que quieren comprar ahí porque les gusta, porque quieren regalar o simplemente por tradición, esto que van a leer les va a venir re bien. Puedo jurarles que el chocolate de Bariloche es el más rico que probé en toda mi vida (tuve la suerte de poder probar el chocolate de tres empresas: Frantom, Mamuschka y Rapa Nui). Si vas de viaje de egresados, te van a llevar a comprar a Frantom. No te voy a decir que sea una mala chocolatería -porque no lo es para nada-, pero los precios son algo altos. Aunque tenés para comprar variedades que pueden ser accesibles y con algunas promociones.


Las chocolaterías más famosas de ahí son: Mamuschka, Rapa Nui, Frantom y El Turista, ésta última es la más barata. Sin embargo, no son las únicas que existen y si querés comprar algo rico y barato, tenés docenas de negocios y empresas que venden chocolate artesanal. Eso de la mejor calidad, es depende de la fama que tenga o de tu gusto: vos decidís dónde, cómo, cuándo y cuánto comprar. No te dejes llevar por lo primero que veas o te digan.


Volvamos a mi viaje de egresados y hablemos un poco de las noches fiesteras: mis boliches favoritos fueron: Grisú y Cerebro. Grisú porque era re grande, tenía una pinta exótica y sea donde estés, no te podías aburrir ahí (y lo mejor es que tenía una pista exclusiva de electrónica). Cerebro porque me gustó que sea simple y elegante, porque tiene un buen show de entretenimiento y porque la única noche que estuve ahí la pasé increíble (mucha electrónica, por supuesto... ¡ah, y robots!). Después los otros que me gustaron fueron By Pass y Rocket. A Genux lo detesté con mi alma, para mi gusto, el peor boliche.
Lo que me gustó es que los boliches están muy bien controlados y cuidados, los baños están impecablemente limpios y la seguridad es excelente.


Y por último, algo que quiero destacar de todo esto y que hizo que mi viaje haya sido inolvidable, es que pude encontrarme con mi amiga Aylén, que nos conocimos por twitter hace como dos años, y que dio la casualidad de que las fechas de nuestro viaje de egresados coincidía. Fue hermoso haber podido conocerla en persona y pasar tiempo con ella y sus amigas, la pasé muy bien y me encantó que nuestro encuentro haya sido en la ciudad mágica.

A la izquierda Aylu, y a la derecha Aylu (yo) jaja. Te adoro Aylu<3.

Si ustedes tienen la intención de ir a Bariloche en su viaje de egresados, háganlo sin dudarlo un segundo. La van a pasar muy bien, van a reír, van a llorar, van a emocionarse, van a divertirse, van a bailar, van a hacer locuras, van a ser felices, van a vivir la vida en once días como nunca, van a olvidarse de todos los problemas y tristezas, van a disfrutar de verdad. Y claro, cada uno disfruta de su viaje a su manera (algunos prefieren el descontrol, otros cerrar boliches, otros ganar en todos los desafíos y juegos de las excursiones, otros convirtiéndose en el payaso del grupo, entre otras cosas). Pero nunca, pero NUNCA JAMÁS, se van a olvidar de todo lo que vivieron y sobre todo JAMÁS van a superar su viaje de egresados. Bariloche no se supera chicos, no se supera.
Yo ahí dejé una partecita mía, que todos los días al despertar, me pide volver. Sí, quiero volver a Bariloche y en algún momento de mi vida lo voy a lograr. Porque amo este lugar con toda mi alma.

Ellas volvieron 42 años después.

Bariloche, es uno de mis mejores recuerdos. Y creo que lo va a ser por el resto de mi vida.



Nuestra profesora de esquí, una genia.


Más datos útiles:


  • Nosotros fuimos al Cerro Catedral (el único que estaba en condiciones para esquiar, en los otros ya no había tanta nieve). La vista es excelente, lo que sí, si nunca esquiaste en tu vida, vas a terminar muy cansado y vas a odiar las botas y todo el equipo que tenés que llevar hasta allá arriba para caerte cada dos segundos. Sobre todo porque es muy pesado e incómodo. Pero la experiencia es única, yo lo disfruté mucho.
  • Lo más barato y rico que hay en Bariloche es el helado. Me encontré con que el kilo estaba $55 (menos de la mitad de lo que sale por donde vivo).
  • Si querés comprarte un libro, hay una librería que se llama Cultura a dos cuadras y pico del Centro Cívico (pasando el hotel Concorde) que tiene de todo. Eso sí, los libros son caros (como en todos lados). Ahí me compré mi hermosa y querida agenda <3.
  • Si querés saber más sobre el lugar, no dudes en contactarme.

En una de las excursiones anduvimos a caballo<3. Pero fue todo muy choto.

También anduvimos en cuatriciclos (el mío no tenía freno).



¡Bariloche botóón, Bariloche botón, te pasaste volando la puta madre que lo parió!

12 comentarios:

  1. Holaaa! ay me hiciste dar una nostalgia, nunca pude superar Bariloche :'( son los mejores días de la vida. Son unos días hermosos y los últimos, yo lloraba porque no me quería ir. Lo mejor es el chocolate obviamente jajaj pero si son re pesados todos con que les compres, eso es lo único malo (y que todo sale un ojo de la cara).
    A mi Genux tampoco me gustó,pero los otros eran muy buenos. Otra cosa muy copada es la noche de fiesta de disfraces jajaj eso es lo más!
    un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay siiiiiiiiii, la noche de disfraces fue una de mis favoritas y la que más disfruté :'D la pasé súper (y sobre todo porque fue en Grisú y todo estaba re bueno), me divertí muchísimo. NO ME OLVIDO MÁS<3.

      Eliminar
  2. Hola!! Es la primera vez que me paso por tu blog y me ha gustado mucho. Muy bonitas las fotos. Nunca he estado en Bariloche pero sé que tiene muy buena fama. Un beso, te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! :) ahora me paso por el tuyo.

      Eliminar
  3. Holaa! a mi me encantaría conocer Bariloche, la verdad se ve genial y espero poder hacerlo cuando termine la secundaría :) Que bueno que te la hayas pasado tan bien ^^ Me encantaron las fotos.

    Besos~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! :) y espero que vayas algún día, te va a encantar<3.

      Eliminar
  4. Ay Dios que mal hice en leer todo esto!!! jajajajja, este año me voy de viaje de egresados con Travel Rock... Imagínate con las ganas que me dejaste de irme YA para alla!!! jajajja #Envidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vas a pasar bomba, envidia te tengo yo que vas a ir, LAS ganas que tengo de volver </3

      Eliminar
  5. ay Aylu recién lo veo, que lindo te adoro ♥

    ResponderEliminar
  6. Yo me voy este año. En septiembre, estoy muy emocionada. Igual ya fui para mis 15 y no fue lo mismo que va a ser ahora. Ahora va a ser mucho mejor :D. Quería saber como puedo hablar con vos para preguntarte un par de cosas para que me ayudes. desde ya, muchas gracias lindo blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, fijate en CONTACTO en la barra de arriba de todo está mi twitter, hablamos por ahí :) sino agregame al fb, pero no entro mucho. Besos!

      Eliminar
  7. Jamás fui a Bariloche y me dio nostalgia...Imaginate...siento que es uno de mis lugares en el mundo- Hermoso!!

    ResponderEliminar